IMPORTANCIA DE LAVARSE LOS DIENTES Y USO DEL CEPILLO

IMPORTANCIA DE LAVARSE LOS DIENTES

IMPORTANCIA DE LAVARSE LOS DIENTES Y USO DEL CEPILLO

El cepillado correcto lleva al menos dos minutos, es decir solo 120 segundos y forma parte de los hábitos de higiene personal.

Para cepillarse correctamente los dientes, use movimientos cortos y suaves por todas las partes del diente es decir,  no sólo por la parte delantera, sino que también, por la parte trasera y por las coronas

¿Por qué es tan importante lavarse los dientes? Desde Clinicast os enumeramos algunos de los motivos:

  • Por una cuestión estética del aspecto de los dientes. Toda aquella persona que se lava los dientes una vez al día puede mantenerlos más limpios y presentar una dentadura más blanca que aquellos que no lo hacen nunca o alguna vez en semana.
  • Evita la caída de los dientes, cuando no hay higiene bucal se puede llegar en un caso extremo a la pérdida de la dentadura. Primero empieza la formación de gingivitis (bacterias en las encía, estas se ponen de un color rojizo, se hinchan y sangran) llegando al hueso perialveolar y ligamento periodontal, una vez que están alojadas ahí, lo dientes comienzan a aflojarse pudiendo caerse ya que empiezan a perder su soporte, el hueso. Esta enfermedad es conocida como Periodontitis Avanzada.
  • Evita enfermedades. Toda persona que tiene la boca poco higienizada están propensos a contraer cualquier enfermedad debido a que esta es la puerta de entrada de las bacterias.
  • La acción de lavarse los dientes da aspecto de pulcro a la persona, da interés a su presencia y cuerpo, esto facilita por ejemplo la obtención de empleo.

Algunos consejos sobre el uso del cepillo dental

La mayoría de los profesionales de la odontología coinciden en que un cepillo de cerdas suaves es ideal para eliminar la placa y los restos alimenticios de los dientes. También es recomendable para llegar mejor a todas las zonas de la boca. El cepillo de cabeza pequeña y el cepillo dental eléctrico hacen un buen trabajo de limpieza de dientes, especialmente en aquellas personas que tienen dificultades para cepillarse o destreza manual limitada.

  • Cambia tu cepillo cada 3 meses o cuando empieces a ver los primeros signos de desgaste de los filamentos.
  • Hay que enjuagar con agua el cepillo después del cepillado para eliminar la pasta de dientes y cualquier resto que pudiese quedar adherido a los filamentos.
  • Eliminar el exceso de agua, guardarlo en posición vertical y permitir que se seque al aire hasta volver a utilizarlo.
  • Utiliza cepillos con capuchón protector (agujeros), que ayudan a mantener el cepillo en óptimas condiciones de higiene y al mismo tiempo permiten la ventilación necesaria.

Por último os recomendamos utilizar una pasta dentífrica con flúor, limpiar entre los dientes con una seda o cinta dental o con un cepillo interproximal (sirve para limpiar entre dientes) y resulta fundamental emplear una correcta técnica de cepillado.

Author Info

admin

No Comments

Post a Comment